Un bebé es un ser que llevas dentro de ti nueve meses, en tus brazos durante tres años y en tu corazón toda tu vida


Durante todo el embarazo, la pelvis y el cuerpo de la madre se va preparando de manera natural para el momento del parto. A veces en este proceso aparecen dificultades, molestias y dolores en la pelvis, ciática, pubalgias, lumbalgias, nauseas, ardor de estómago, molestias digestivas, dolores de cabeza...todo esto puede ser solucionado con diferentes técnicas de osteopatía que abarcan el trabajo tanto lo musculo-esquelético como lo visceral.

El trabajo con el suelo pélvico es de suma importancia, y toma un papel importante en la preparación, fortaleciéndolo si es necesario con ejercicios apropiados y elastificandolo si así se necesita para evitar los desgarros y la episiotomía.

Para aquellas parejas que decidan vivir su parto de manera activa y estén interesados en conocer como apoyar el proceso de parto, trabajo unas sesiones en pareja para aprender como aliviar el dolor y favorecer el descenso del bebe por el canal del parto a través de un trabajo postural. El objetivo es dotar a la pareja de recursos suficientes para afrontar el parto con mayor confianza.

Las sesiones son muy prácticas y se personalizan a cada pareja, a sus necesidades y expectativas ante el parto.

A través de la terapia craneosacral se apoya emocionalmente a la mama y al papa, y se trabaja el vínculo afectivo con el bebé que va a nacer. Aunque ese vínculo ya está presente, en la sesión se hace más potente y presente y también se toma conciencia y se trabaja todo aquello que sea necesario y que nos esté limitando en nuestra maternidad o paternidad.

Si la madre está viviendo el embarazo con estrés o con miedo por las circunstancias actuales o por experiencias previas, esto va a influir a su bebe y es importante trabajarlo para que ambos se encuentren mejor y puedan disfrutar del momento como se merece.